[Crítica] Un método peligroso

Soy una persona fácil de contentar en el cine. Si una película consigue entretenerme un par de horas, me doy por satisfecho. No me ocurrió con Un método peligroso, la última de David Cronenberg. No soy un gran fan del director canadiense, pero me encantó Una historia de violencia. Una película sencilla en su planteamiento, bien rodada y perfectamente estructurada, con su inicio, nudo y desenlace. Eso es precisamente lo que se echa de menos en Un método peligroso.

En esta nueva película, Cronenberg se basa en el libro A Most Dangerous Method, de John Kerr, para contarnos la relación entre Carl Jung (Michael Fassbender) y Sigmund Freud (Viggo Mortensen), los padres del psicoanálisis. Una relación que va desde lo paterno-filial hasta una marcada enemistad. Esa enemistad se explica aquí por las diferencias de opinión sobre determinados aspectos del psicoanálisis, pero también por la relación de Jung con Sabina Spielrein (Keira Knightley), una de sus pacientes.

Seguir leyendo…