[Vacaciones] Ya estoy de vuelta

Ya he vuelto de mi pequeña escapada a Cartagena. Aunque sólo han sido cuatro días, me han venido bien para descansar un poco, aunque desgraciadamente no han mejorado mi opinión sobre la ciudad. Que nadie se me enfade, Cartagena tiene cosas preciosas, pero las dos veces que he ido (con una diferencia entre ambas de unos 9 ó 10 años) he sentido que esas cosas estaban desaprovechadas.

Por ejemplo, pese a la iniciativa Cartagena – Puerto de Culturas, que aglutina algunos de los lugares históricamente interesantes de la ciudad, lo cierto es que hay cosas que flojean. Dicen que las comparativas son odiosas, pero en mi anterior viaje estuve en Tarragona, otra ciudad con mucha historia, y no puedo evitar contrastar una con la otra.

Para que os hagáis una idea. En Tarragona, con sólo 16 euros (entre los dos) Ana y yo pudimos asistir a dos visitas guiadas de unas dos horas de duración cada una. Una de ellas se centraba en la parte romana y la otra en la medieval. Los guías eran estupendos, todo estaba muy bien organizado y se hacía muy instructivo y ameno.

En el caso de Cartagena nos hemos gastado 32 euros para tener acceso a todos los lugares que entran dentro de la iniciativa Puerto de Culturas. En uno de estos lugares, el refugio de la Guerra Civil, nos hicieron una visita guiada sólo para nosotros dos. Estuvo realmente bien, pero creo que es una forma de desperdiciar esfuerzos. A la Casa Fortuna llegamos cuando la última visita guiada del día estaba acabando; al Decumano llegamos cuando la visita llevaba ya 10 minutos y en el resto de lugares no se nos ofreció ninguna visita guiada, aunque después supimos que estaban disponibles si se pedían. Además, dos de los lugares que aparecían en el listado, el Teatro Romano y el Pabellón de Autopsias, no estaban disponibles para ser visitados. El primero porque no se inaugura hasta este viernes, el segundo porque sólo se abre para grupos.

Es cierto que en Cartagena está todo más separado que en Tarragona y que realizar visitas guiadas a pie sería más complejo, pero podrían organizar de otra manera lo de las visitas o de forma más transparente para que todo el mundo se entere mejor.

Y enlazando con esto, me gustaría comentar un poco lo de la web de Puerto de Culturas. Nos dejamos los cuernos tratando de reservar los abonos turísticos y no había manera. Al final, llamé por teléfono y me informaron de que la web no estaba terminada y que además preferían hablar directamente con la gente para evitar malentendidos. No sé cuánto habrá costado esa web ni quién lo habrá pagado (¿el Ayuntamiento de Cartagena? ¿el gobierno de la Región de Murcia?), pero gastar dinero público simplemente porque sí me parece una auténtica pena. Por no hablar de lo fácil que es avisar de que las reservas no se pueden hacer a través de la web para que la gente no pierda el tiempo.

Temas turísticos aparte, la ciudad en sí tiene cosas muy bonitas como el Paseo Alfonso XIII y la calle peatonal que baja hasta la Plaza del Ayuntamiento y el puerto de la ciudad, pero pasear por el casco antiguo es realmente descorazonador. Hay muchos solares, casas y comercios abandonados, llenos de basura y pintadas. Las calles están sucias y te puedes encontrar absolutamente de todo en los parques. No es que el casco antiguo de Valencia sea un ejemplo (descuidar esas zonas es un pecado de todos los ayuntamientos), pero las dos veces que he estado en Cartagena me ha sorprendido esa forma de olvidarse de una zona tan emblemática.

Para acabar, debo decir que me sorprendió la alta densidad de población extranjera. En algunas calles uno parecía haber salido del país y estar paseando por Marruecos. Era realmente curioso ver que 8 de cada 10 personas con las que te cruzabas eran inmigrantes y que en algunas calles los letreros de las carnicerías, peluquerías y otros comercios estaban todos en árabe.

Una cosa interesante y que no sé si existe en otras ciudades (no me suena haberlo visto en Valencia) es un tipo especial de zona de aparcamiento. En lugar de estar pintada de azul, ésta es de color verde y estaba alrededor del campus de la Universidad Politécnica de Cartagena. Por sólo 1,30 euros podía dejar el coche todo el día. A ver si cunde el ejemplo, porque aparcar en Blasco Ibáñez es una verdadera tortura.

También me gustaría destacar el hotel en el que estuvimos. Después de una mala experiencia hace menos de un año en un hotel de Cullera del que todavía trato de olvidarme, la estancia en el hotel Carlos III ha sido una maravilla. El hotel estaba muy limpio, las habitaciones eran cómodas, al buffet del desayuno no le faltaba de nada y el personal era muy agradable. Además, nos ha salido muy bien de precio. Así da gusto.

09
jul 2008
SECCIÓN Miscelánea
COMENTARIOS 3 comentarios

3 comentarios a [Vacaciones] Ya estoy de vuelta

  1. Kaworu says:

    Bastante bien por lo que veo, me alegro mucho ^^

  2. Kike Sierra says:

    Ja ja ja Chris, lo analizas todo hasta el último detalle tío! A Alzira no vengas en ese plan cultural o te llevarás un buen disgusto ;-)

  3. Pingback: El Desafío Digital | [Crítica] Windhaven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>