Vadillo/José Rodríguez/Roger

Lo imprevisible de Álvaro Vadillo (Puerto Real, 12/9/1994) se comienza a apreciar en su forma de correr. En esas piernas se observa todo lo contrario a dos firmes sostenedores para una carrera regular. Inicia la embestida casi siempre a pierna cambiada, y con sus formas asilvestradas acelera hacia la línea de fondo con la intención de provocar un surco en la formación rival y en el partido. Dirán que es un extremo puro, pero lo que carga inevitablemente en esas ancas enclenques es el juego de la calle. Y es mejor saber que ese estilo se depura en los descampados de Cádiz como en pocos sitios.

(Había pasado más de una año de su grave lesión en el Bernabeu. Así que, tras aquello, fue en su primera aparición seria con el Betis que desarboló al rival con sus cabalgadas y definió la eliminatoria de Copa)

Dicen que el partido de José Rodríguez (Villajoyosa, 16/12/1994) en Copa pasó desapercibido; que cumplió sin más. Pero haciendo un seguimiento de su proceder a lo largo de los más de noventa minutos es conveniente  parase a anotar y entender que todavía tiene 17 años. Tuvo fondo, energía (siempre mostró superioridad en esta faceta) y mostró su porte habitual, esa estampa que le otorga el título de dueño de la zona ancha. En el primer tiempo, ejemplificó el concepto de ayuda en las subidas de los laterales, con coberturas permanentes. Cuando el balón pasó por sus pies, le dio agilidad al juego colectivo y volvió a corroborar que aglutina todas esas virtudes de la que el ideal de mediocentro presume, o acaso solo lo soñamos con esas pinceladas.

(El alicantino fue el protagonista del Real Madrid en la eliminatoria frente al Alcoyano. Ahora puede ser el jugador más joven en la historia del club en debutar en Copa de Europa)

El oportunismo es una cualidad que no se debería menospreciar. Hace falta tener intuición para desarrollarla y en el juego suele tener una relación directa con el gol. Un movimiento al espacio y el contacto, a veces ligero, con el balón, y directo a los titulares. Roger Martí (Torrent, 3/1/1991) vive estos días viéndose en titulares y yendo de redacción en redacción, porque el resultado impacta y engolosa más que las formas. Hace tiempo alguien dijo que ante el gol la principal virtud es la actitud, pero se puede suponer que en una mezcla entre esa ambición y las formas andará el juego. No parece que Roger pierda hoy un ápice de la primera, pero debería seguir cuidando las segundas.

(Con sus goles y sus ansias, el joven delantero del Levante ayudó a la remontada en Copa y lo salvó de la derrota en Liga en Balaídos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>